La Actividad Física Y El Cerebro

  • Consejos   •   25 de febrero, 2019

Sabemos desde hace mucho tiempo que practicar una actividad física regularmente es bueno para la salud: disminuye los riesgos de enfermedades cardiovasculares, una mejor absorción de los azúcares ingeridos, un mejor sueño…

Pero estudios recientes han logrado demostrar los efectos de la actividad física sobre el cerebro, para el aumento del volumen de la materia gris.

Un cerebro sano dentro de un cuerpo sano

Un estudio finlandés ¹ ha seguido por 20 años a 10 “pares” de gemelos idénticos. Los criterios: edades de 32 a 36 años, de sexo masculino, idénticos, uno de los dos que no practique mucha actividad física desde hace menos de 3 años, y su gemelo a la inversa.

Además de una resistencia mayor importante, de un porcentaje menos elevado de grasa y de un menor riesgo de diabetes, los resultados revelaron cambios a nivel del cerebro. Gracias a un análisis volumétrico IRM, se pudo observar un aumento de materia gris en las personas más deportivas dentro de ciertas zonas cerebrales, especialmente en el cuerpo estriado y en la corteza prefrontal. Estas son las zonas implicadas en el control motor y la coordinación de gestos.

“Lo cierto es que la actividad física juega un rol importante dentro de la plasticidad cerebral, la creación de nuevos circuitos neuronales y de nuevos vasos sanguíneos en el cerebro.”

No está relacionado con haber realizado un buen entrenamiento!

La actividad física permite mantener una buena salud cerebral en todos los años de vida. Además, ciertamente retarda la aparición de enfermedades neuro-degenerativas y disminuye significativamente el riesgo de desarrollar este tipo de patologías crónicas.

¡Ponte tus zapatos, sal de tu casa y mueve tu cuerpo!

¹ Rottensteiner M et al., « Physical activity, fitness, glucose homeostasis, and brain morphology in twins. », Medicine & Science in Sports & Exercise, 2015 Mar ;47(3) :509-18

2019-02-25T23:09:40+00:00